miércoles, 4 de agosto de 2010

LOS GRABADOS RUPESTRES EN LOS CASTROS GALLEGOS (V)

CONSIDERACIONES FINALES SOBRE LOS PETROGLIFOS EN LOS CASTROS GALLEGOS
A través de la relación expuesta con anterioridad de petroglifos en los castros gallegos, vemos que disponemos de un numeroso grupo de grabados rupestres presentes en los castros gallegos. Escapando de las especulaciones gratuitas observamos que también que en la mayoría de los casos poco más podemos hacer que el inventario presentado, ya que carecemos de los elementos de análisis suficientes para proponer una respuesta satisfactoria para todos los yacimientos. Sin embargo en algunos casos en los que nos vamos a detener , podemos realizar una serie de apreciaciones sobre su ubicación , características del soporte, y tipos de grabados en algunos de ellos, que nos permiten una aproximación de intención clarificadora, al fenómeno de la presencia de grabados rupestres en entornos castreños.
Ubicación y soporte en los Grabados Rupestres de los Castros Gallegos
Tenemos dos situaciones claramente diferenciadas: de una parte los que encontramos en el interior de los recintos castreños y de otra los que se encuentran en el exterior. Es evidente que dado el tema del presente trabajo resultan de mayor interés los primeros, ya que en ellos podemos apreciar el interés ó desinterés de los constructores de los castros en estos grabados rupestres. En ellos tenemos desde superficies que permanecen en el mismo lugar en que las conocieron los grabadores de petroglifos, y superficies con petroglifos que forman parte de bloques reutilizados. De las superficies que podemos concluir se encuentran en el mismo lugar original , tenemos que precisar la existencia de dos situaciones diferenciadas , una de ellas la tenemos muy definida por los petroglifos que han estado ocultos hasta que se han producido labores de excavación arqueológica , cuyo caso más destacado se presenta en el interior del recinto del "Castro de Santa Trega" (A Guarda; Pontevedra), ampliamente divulgados desde los primeros trabajos arqueológicos realizados en este yacimiento, donde destacan entre otras, las superficies que se encuentran a lo largo de la denominada muralla Norte, en las rocas que le sirven de soporte tanto a ella , como a las construcciones de su entorno. Resulta evidente el desinterés que para los constructores castreños presentaban estas figuras, (ó el interés por enterrarlas) ya parece no existir duda alguna de que las conocieron, dado que sus construcciones las levantaron encima de ellas. En este caso los motivos que observamos son asimilables en su totalidad al denominado “Grupo Galaico de Arte Rupestre Prehistórico”.
El segundo caso que se da en los grabados aparecidos en el interior de recintos castreños, presenta una mayor complejidad, ya que son rocas que por su ubicación en zonas destacadas en el terreno, han permanecido siempre a la vista y carecen del referente indudable que suponen para los grabados del caso anterior las construcciones que los cubren. Aquí encontramos un amplio abanico de temática que va desde alguno grabados que podemos asimilar al grupo prehistórico, que no sabemos sí para los habitantes de los castros tuvieron algún tipo de significado ó simplemente quedaron ahí por puro azar, como sucede con alguna roca del castro de "Santa Tecla" (A Guarda; Pontevedra) y grabados que fueron realizados claramente en épocas plenamente históricas con una intencionalidad clara como los del "Monte do Castro de Xián" (Gondomar; Pontevedra), donde se identifican con claridad varios tableros de juego del denominado "alquerque de IX" según la terminología medieval, lo que nos está indicando que la presencia de estos grabados está condicionada por la mayor ó menor continuidad de la población en yacimientos castreños en épocas históricas.
De petroglifos cuyo soporte fue utilizado en la construcción de diferentes estructuras castrexas, también contamos con ejemplos en el "Castro de Santa Trega" (A Guarda; Pontevedra), en la escalera inmediata a la muralla occidental, en el "Castro dos Dous Valados" (A Estrada; Pontevedra), en el "Castro de Viladabade" (Tordoia; A Coruña) procedente del derrumbe de un muro y en el "Castro do Torroso” (Mos; Pontevedra), donde también se han encontrado figuras en bloques procedentes de muros. En los casos citados la temática es asimilable, igualmente, a la presente en el que denominamos Grupo Galaico de Arte Rupestre Prehistórico. Lo que no sabemos en este caso es sí existió tipo de alguna intencionalidad definida en dejar los grabados sobre estos bloques usados como material de construcción; a diferencia de lo que parece suceder en otras áreas culturales como en la meseta castellana donde en el "castillo" de Yecla de Yeltes (Vitigudino; Salamanca) las escenas de monta que aparecen en las superficies de los bloques que configuran su muralla presentan las figuras enteras , lo que indica que se puso cierto cuidado en que esto fuese así, con aparente intención de que su presentación en la misma sea la que observamos hoy en día."
Nota.- En las fotografías que ilustran este comentario, de abajo hacia arriba, una panorámica general del castro de Santa Tegra (A Guardia), hoy en día el poblado castreño en donde podemos localizar más petroglifos; y dos detalles de dos grabados rupestres con representación de zoomorfos que pueden verse en varios sillares graníticos de la muralla del famoso castro de Yecla de Yeltes, en Salamanca