sábado, 21 de noviembre de 2009

CASTROS DE TROÑA Y VIGO: DOS MODELOS DISTINTOS DE HABITAT CASTREÑO (VII)

EXCAVACIONES 1987 A 1991

Estas excavaciones se van a desarrollar en el área de poniente, cercana a la muralla que cierra el castro por el Oeste.

En la campaña de 1987, se pudieron localizar 13 estructuras, entre las que destaca una vivienda circular de 5 metros de diámetro con hogar en el centro de la misma, además de un hueco de poste con una piedra. Su entrada está orientada hacia el sur, sitio donde se sitúa un vestíbulo con varios pavimentos. Existe hacia el Noroeste un canal de desagüe excavado en la roca base. A el se une un posible silo de planta rectangular de 1'70 m. de largo por 0'90 m. de ancho. El resto de las estructuras, unas son viviendas circulares, y otras son simples muros de aterrazamiento.

Durante la campaña de 1988, se localizan 25 muros, un enlosado y parte de la muralla situada en esta zona. La gran mayoría de los muros pertenecen a viviendas de planta circular, dentro de las cuales se detectan varios niveles de ocupación, así como construcciones anteriores que se juntan en sus cimientos. Los muros rectos localizados hay que vincularlos con aterrazamientos o anexos a las casas anteriores.

En 1989 se ponen al descubierto 11 muros, como ya ocurría en otros años, son en su mayoría viviendas de planta circular. Destaca el hallazgo de un umbral reutilizado con posterioridad a la primera ocupación y abandono de la vivienda.Otra de las estructuras conserva un enlucido de gran grosor en sus paredes internas. El resto de los muros como viene siendo habitual son de aterrazamientos o anexos.

En las campañas de 1990-1991, se continuó en la misma zona desenterrando una gran parte de la muralla que pasa por la zona. Se localizaron diversas estructuras, algunas ya empezadas en campañas anteriores. La mayoría son viviendas de muros curvos, varías de ellas conservan hogares y en alguna se pudieron detectar restos de un enlucido interno de color blanco-amarillento. Al igual que en anteriores campañas, aparecen algunas viviendas con varios pisos o capas superpuestas de habitación, así como muros que pasan por encima de otros que forman parte de los cimientos de viviendas. La mayoría de las paredes de las casas presentan enlucidos de diferentes tonalidades.

Comentario sobre las imágenes (desde arriba): Vista parcial de la magnifica escalera que une la parte alta con la baja del área excavada en la última campaña. Algunos de sus peldaños, son fragmentos de umbrales de puerta reutilizados. A continuación, aspecto de las paredes internas de una de las viviendas localizadas en 1991, que nos sorprendió por la altura que aún conservaba (casi dos metros), sus buenos cimientos (más de un metro) y el enlucido que se podía observar y que alcanzaba, en ocasiones, hasta más de metro y medio de altura. En la siguiente, tenemos parte de los adobes “in situ” encontrados rodeando toda la estructura pétrea por su parte externa. El diferente grosor de los mismos, nos hace pensar que parte de la citada construcción poseía muros de piedras y luego era rematada por adobes, que podían llegar incluso a hacer bóveda en su cubierta. Luego tenemos, un fragmento de labra castreña decorada, correspondiente a una jamba de puerta posiblemente, que fue reutilizada en un enlosado descubierto en estas campañas. Y por último, momento del hallazgo de un muy bien conservado enlucido localizado en el interior de una pequeña casa, que por desgracia y a pesar de ser debidamente protegido y restaurado, ya no existe. Teniendo en cuenta los coloridos enlucidos encontrados, tanto dentro como en el exterior de algunas de las construcciones castreñas localizadas, podemos decir que la visión estética de todo el poblado la tenemos distorsionada en la realidad, pues lo que llega hasta nosotros son las ruinas de las paredes de piedra, que le da a todo el conjunto, un “aspecto gris” que no poseía, a tenor de lo anteriormente expuesto, de enlucidos amarillos, ocres, rojizos, blanquecinos,…



2 comentarios: